fbpx

Cómo vivir una vida consciente

por Hábitos Exitosos

Inicio » Blog » Cómo vivir una vida consciente

Seguramente has escuchado el término de vida consciente, pues bien, vivir conscientemente se puede ver en cada aspecto de nuestra vida, en nuestra vida espiritual, personal, familiar, amistosa y ambiental. En este post te voy a contar cómo empezar a vivir una vida más consciente y los beneficios que esto trae a nuestra vida.

Lo importante de esto y por lo que yo empecé a vivir más consciente es porque no quería llegar a la tercera edad, mirar mi vida, y haberme dado cuenta de que no viví todo lo que quise, porque realmente no estuve allí. Darme cuenta de que me había perdido momentos espectaculares, y no por no haber participado, sino porque estaba distante, simplemente esperando que el tiempo pasara frente a mis ojos.

Somos seres supremamente afortunados tan solo por el hecho de despertar cada mañana, cada nuevo día contamos con 24 horas, esforcémonos por vivir esas 24 horas al máximo, por darnos cuenta de lo que pasa en nuestra vida, por disfrutar incluso las situaciones que no son tan agradables, por aprender de cada cosa que nos pasa, o situación por la que atravesamos, por deleitarnos a lo grande de los detalles más pequeños, por entender porque nos pasan las cosas que nos pasan y aceptarlas, por sentir las texturas, oler los lugares, comidas, personas, por ver a nuestros seres queridos y si somos más afortunados, paisajes hermosos, por escuchar la música que nos gusta, que nos ayuda a elevar nuestra vibración. Es el momento de empezar a vivir, vivir conscientemente.

El hoy es un regalo incomparable, un regalo que tenemos todos los días, tratémoslo como lo que es. Que no nos vuelvan a pasar esos días en los que llegamos a la noche y no sabemos que hicimos en todo el día porque se nos pasó “volando”, o que no recordemos lo que hicimos el día anterior, porque fue insignificante. Aprovechemos este regalo como aprovechamos todos los demás, aprendamos a gozarlo como gozan los niños pequeños sus nuevos regalos, sea cual sea. El ayer y el mañana no existen, saquemos partido del hoy como si no hubiera un mañana.

Cómo vivir una vida consciente - Hábitos Exitosos

Vida consciente espiritual

Independientemente de la religión o creencias, cuando comienzas una vida espiritual ya estas empezando una vida consciente, estas entendiendo que somos más que carne y hueso. Algunos indicios de que estas comenzando tu camino espiritual es cuando escuchas y atiendes a ese llamado que tienes a explorarte y conocerte, cuando empiezas a conectar contigo mismo, para de ese modo, conectar con tus creencias y con un todo y cuando no te controlan las situaciones y/o personas a las que te enfrentas, entre muchas otras señales.

Empezar el camino espiritual es descubrir que tenemos que cuidar algo más que nuestro cuerpo físico, es como si entráramos a un mundo completamente nuevo, en el que lo más importante somos nosotros y nuestra conexión con el resto. Empezamos a descubrir nuestro yo interior y quienes somos realmente, no hay nada más maravilloso que ver las situaciones, personas, objetos y todo lo que nos rodea y a lo que nos enfrentamos con ojos totalmente diferentes, con ojos más amorosos y comprensivos, porque cuando nos encontramos con nuestra parte espiritual, empieza a hacerse a un lado todo lo que proviene del odio: los juicios, prejuicios, la envidia, el rencor, entre otros. Descubrimos que no hay razón por la cual guardarle espacio a esos sentimientos que no nos aportan nada y si nos cierran la puerta a diferentes oportunidades.

El mejor ejercicio para mantenerte conectado con tu espiritualidad y no perder lo que se ha alcanzado, es la meditación, la cual tiene muchísimos beneficios en nuestra vida diaria: ayudar a sanar nuestro interior para estar sanos en lo exterior, ver las cosas y situaciones con más claridad y de manera más objetiva, encontrarte contigo mismo y empezar a conocerte realmente y la razón por la que se escribe este post, vivir consciente de lo que somos y lo que queremos.

Vida consciente personal

Todos nos hemos acostumbrado a una rutina, por ejemplo en el colegio, era despertar, ir al colegio, hacer tareas y dormir, y así sucesivamente en las diferentes etapas de nuestra vida. Cuando dejamos que esa rutina nos invada y la hagamos simplemente por inercia es cuando estamos viendo pasar los días de nuestra vida como espectadores y no como actores principales que somos.

No dejemos que nos consuma la rutina, sea cual sea, dejemos de vivir en piloto automático y empecemos a vivir una vida consciente, consientes del día que tenemos por delante. No desperdiciemos nuestros días actuando en una rutina que no nos pertenece o no sentimos propia. Es momento de vivir presentes.

Cuando entendemos que somos la combinación de cuerpo y alma, empezamos a ver con más claridad la realidad en la que vivimos, y si estas empezando este proceso, poco a poco vas a descubrir cuál es tu propósito acá en la tierra, el porqué de tu vivencia en esta época y vas a encontrar sentido a todo lo que te pasa. Encontrar tu propósito puede ser una de las cosas más liberadoras con las que te puedes encontrar, porque vas a sentirte librado de responsabilidades que no te corresponden y vas a empezar a recorrer el camino que realmente te corresponde sin ataduras a ningún otro tipo de compromiso innecesario.

Ahora te preguntaras que como se hace para vivir de manera presente y consciente, se logra con practica y mucho amor propio, porque cuando te amas a ti mismo todo en tu vida cambia a tu favor, algunos ejercicios que puedes hacer es: cuando vayas transportándote a un lugar, generalmente estas pensando en tus preocupaciones, en cuantas cosas tienes por hacer, etc., empieza a pensar en el momento que estas viviendo, en que estas vivo, respiras, sientes. Cuando vayas por la calle, enfatiza en tus sentidos, en cómo se siente el aire o el sol en la piel. Son cosas tan básicas pero a las que se les presta tan poca atención por el hecho de estar siempre “ocupados”.

Vida consciente con nuestras relaciones

Muchas veces no nos fijamos con quien compartimos la mayoría de nuestro tiempo, pero si supiéramos la importancia que representa en nuestra vida, porque nosotros tomamos cosas de las personas así como ellas de nosotros, se nos contagia su energía y actitudes, entre más tiempo pases con una persona de buena actitud, optimista, feliz, y con una energía increíble, más de eso te vas a llevar contigo.

Haz revisiones constantes de quienes son las personas con las que compartes la mayoría de tu tiempo para asegurarte que tienes buenas relaciones.

Ahora bien, el tema de vivir consciente con nuestras relaciones llega cuando no aceptamos que cualquiera entre en nuestra vida o cuando reaccionamos ante las relaciones tóxicas, no es ser odioso o egoísta, es simplemente entender que si alguien no te da buena espina, no te termina de convencer su personalidad y/o actitud, pues no estás obligado a compartir con esa persona, sea quien sea; consiste también en alejarnos de las personas que no nos impulsan a cumplir nuestros sueños, de las cuales no sientes ningún tipo de apoyo.

Las relaciones tóxicas pueden ser de todo tipo, no solo en las relaciones de pareja, está en ti, salir de ahí y no permitir una de esas en tu vida. Recuerda que somos el resultado de las personas más cercanas a nosotras, no le des a cualquiera ese beneficio.

Tú tienes el control sobre quien entra y sale de tu vida, no permitas que permanezca en ella gente que no te aporta y solo te impulsa pero hacia abajo. Tu eres la persona más importante en tu vida, cuando tu estas bien contigo mismo, el resto de aspectos de tu vida están bien, no arriesgues tu paz y tranquilidad por nadie.

Vida consciente a nivel ambiental 

Nuestro planeta es el ÚNICO hogar que tenemos, no hay otra posibilidad más que empezar a ser conscientes de su cuidado, porque es la única forma de conservarlo. Pensemos en todas las cosas maravillosas que nos provee el planeta tierra, empezando por la más importante: un lugar donde vivir, alimentos deliciosos y saludables para comer, recursos para hacer posible y mucho más sencilla nuestra vida, lugares hermosos para conocer, visitar, recorrer, fotografiar, disfrutar, nadar, esquiar, tomar el sol y muchas cosas más, animales con los cuales compartir y una lista súper larga de cosas maravillosas.

Ahora quiero preguntarte, ¿Qué haces tú para pagarle por todo lo que nos da? Hay muchísimas cosas cosas que podemos hacer para vivir conscientes de las maravillas que nos da la tierra y cómo podemos hacer de su cuidado una de nuestras prioridades. Como por ejemplo, disminuir el uso de plásticos de un solo uso, reducir el consumo de agua cuando te cepillas los dientes o te bañas, ahorrar energía desconectando los cargadores, apagando luces y electrodomésticos que no estén en uso, entre muchas más.

Cuidar nuestro planeta ya no es un lujo que nos tomamos unos cuantos, toca considerarlo como algo primordial porque los recursos con los que contamos no son ilimitados, tienden a acabarse, entonces toca empezar a hacer buen uso de ellos. Esto no quiere decir que tengas que convertirte en un riguroso ambientalista, con que cambies de forma mínima alguno de tus hábitos haces una gran contribución, vale más mil cambios pequeños, que un único gran cambio.

Hábitos para desarrollar una vida consciente - Hábitos Exitosos

Algunas acciones que puedes convertir en hábitos para vivir conscientemente

  • Meditar:

Este es el primer ejercicio porque es el que mejor funciona para estar consciente en nuestro diario vivir. Cuando meditamos nos transportamos al momento presente y se van todas las quejas y preocupaciones con las que convivimos normalmente, además que nos ayuda a que progresivamente llevemos una vida más calmada.

Si nunca has meditado y te interesa empezar a practicarlo, es una muy buena decisión, pues cuando se adquiere el hábito la calidad de vida mejora increíblemente, por las habilidades de tranquilidad, concentración y cambio de perspectiva que se adquieren con el tiempo.

Cuando empiezas a meditar te puedes encontrar con diferentes situaciones, como el aburrimiento o la ansiedad de que termine pronto, o la dificultar de mantenerse concentrado, o el sueño que produce por estar en relajación profunda. Sin embargo, en YouTube puedes encontrar diferentes canales dedicados a la meditación para todo tipo de personas y para todo tipo de necesidades, haz una pequeña búsqueda y encuentra unas meditaciones guiadas que resuenen contigo y que hagan de la actividad algo que disfrutes hacer.

  • Enfócate en tu respiración:

Esta es una actividad que puedes hacer a cualquier hora del día, estés donde estés, aprendamos a usar nuestra respiración como un ancla al presente; al ser la respiración una actividad que hacemos por inercia, cuando nos enfocamos en ella y respiramos a consciencia inmediatamente nos transportamos al momento que estamos viviendo, procura practicarlo cada vez que te acuerdes para que seas tú quien esté ahí y no tu piloto automático.

  • Hacer algún deporte que te genere esfuerzo:

Cuando hacemos actividad física puede pasar que tengamos la cabeza en otro lado, pero cuando hacemos actividad física y esta requiere de esfuerzo, bien sea porque necesitamos resistencia, fuerza, flexibilidad, rapidez o cualquier otra habilidad para completar la actividad, nos hace mantenernos concentrados en aquello que necesitamos, en dar todo de nosotros, en dar ese esfuercito de más que sabemos que podemos dar. Es un momento de mantener toda nuestra atención en aquello que queremos lograr, sin darnos la oportunidad de pensar en algo diferente a competir con nosotros mismos.

  • Empezar a fijarte en las cosas pequeñas de tu diario vivir, en lo simple:

EL árbol de la esquina de tu casa, las personas del paradero del bus, la letra de la canción que estas escuchando, el color de las cosas cuando están bajo la luz del sol y cuando no, la sensación del clima en la piel, en los olores y sabores que llegan a ti, entre la infinidad de cosas simples en las que nos podemos enfocar.

  • Agradecer:

Cada vez que agradecemos estamos enfocándonos en todo ello que tenemos, bien sea oportunidades, cosas, personas, situaciones, lo que sea; estamos poniendo nuestra atención en cosas con las que contamos en la actualidad y eso ya nos hace estar más conscientes de nuestra vida. Si dedicamos unos cuantos minutos de cada noche para agradecer por el día que acabamos de vivir, vamos a estar un poco más conscientes cada día de lo que nos pasa y vamos a tener una mejor capacidad de entendimiento frente a las situaciones.

Estos ejercicios son muy prácticos y aplicables, trata de hacer al menos uno con el que te identifiques o te sientas cómoda/o para empezar a vivir de manera más consciente y presente de verdad. No dejes que te pase la vida por delante sin darte cuenta.

Mariana Murcia

Mariana Murcia

Mi nombre es Mariana Murcia y soy una apasionada por la vida espiritual y consciente. Me encanta escribir acerca de amor propio, vida consciente, leyes espirituales y más. Desde que conocí el mundo espiritual mi vida dio un giro de 180° y es por eso que me gusta compartir la información que obtengo con los demás.
Y la página podría ser la de inicio si lo consideras bien: https://delladodelamor.com/

 

1 Comments

1 Comentario

  1. Luis guillermo Ibarra aguilar

    Hola, saludos .interesante,gratificante y excepcional tu análisis de Vida Consciente y las ayudas para hacerla un hábito.te felicito ..
    De. Luis Ibarra
    Desde . Venezuela .

    Responder

Déjame tu comentario

Pin It on Pinterest

Share This