fbpx

Sobrepeso (exceso de peso, gordura)

You are here:
< All Topics

JACQUES MARTEL 

El exceso de grasa que mi cuerpo almacena entre mi ser interior y el medio exterior me indica que inconscientemente busco, quiero aislarme, o bien en mi comunicación con el exterior o incluso, que existe una emoción o un sentimiento preso, “aislado” en mi interior, y que ya no quiero ver. Por mi obesidad, busco una forma de protección que cumulo continuamente en mis pensamientos interiores. Hay un vacío entre yo y el mundo exterior. Así escondo mi inseguridad al estar expuesto, al ser vulnerable y así, quiero evitar estar herido o bien por observaciones, criticas o bien por situaciones en las cuales estaría incómodo, en particular frente a mi sexualidad. Así puedo interpretar mi exceso de peso como siendo el hecho de que lo quiero poseer todo. Mantengo emociones como el egoísmo y sentimientos que no quiero soltar. Esto puede ser un desequilibrio, una rebelión frente al entorno, una reacción a gestos, situaciones que ya no quiero ver o de las cuales ya no quiero acordarme. El alimento terrestre representa también un alimento emocional. 

Por lo tanto, como excesivamente para colmar un vacío interior o para compensar el éxito que me deja “emocionalmente” aislado. Puedo vivir una gran inseguridad tanto a nivel afectivo como material e inconscientemente necesito almacenar para evitar cualquier “penuria” o “carencia” que podría ocurrir. Esta falta puede haber sido vivida en la infancia y frecuentemente para con la madre, ya que era mi nexo directo con el alimento y la supervivencia (mamada). Frecuentemente, la obesidad se produce después de un gran golpe emocional o una pérdida importante, y el vacío vivido se vuelve muy difícil de soportar. Vivo un gran sentimiento de abandono, un vacío interior. Frecuentemente me siento culpable de la marcha o de la pérdida de un ser querido. Busco un objetivo en mi vida, busco realizar “algo bien”. Tengo dificultad en tomar mi lugar con mis palabras y mis gestos. Lo hago pues tomando más sitio con mi cuerpo físico. Además, me desvalorizo con relación a mi aspecto físico: una ligera “imperfección” o algunos kilos ganados tendrán a mis ojos unas proporciones gigantescas y ya no puedo ver ni apreciar mis cualidades o mis atractivos físicos. Poniendo toda mi atención en lo que “carece de gracia”, mi cuerpo reaccionará a esto añadiendo aún más peso para hacerme comprender cuanto soy duro hacía mi – mismo y cuanto me auto – destruyo, aunque sólo fuera por mis pensamientos negativos. El hecho de efectuar ejercicios y seguir una dieta no será suficiente para adelgazar y debo tomar consciencia del verdadero origen de mi exceso de peso que resulta de una situación de abandono. Sea niño o adulto, tomo consciencia que me rechazo a mí – mismo Puedo tener la sensación de sentirme limitado con relación a diferentes aspectos de mi vida o a lo que quiero realizar. Este sentimiento de limitación, hará que mi cuerpo tome expansión, y absorba un exceso de peso. También si soy una persona que cumula pensamientos, emociones o cosas, mi cuerpo “cumulará” él también, pero bajo forma de grasa. Aprendo a expresar mis emociones, a reconocer mi valor y todas mis posibilidades. Sé ahora que cualquier vacío que me parece vivir en mi vida puede llenarse de amor y de sentimientos positivos hacía mí. Con mi aceptación de mí – mismo y de los demás, con el amor que me rodea, me libero pues de esta pena y de esta necesidad de protección. 

 

JOAN MARC VILANOVA 

Definición: El sobrepeso es: Peso corporal superior al normal teniendo en cuenta la masa corporal. La obesidad es acumulación de grasas. 

Técnico: 3 ª Etapa Embrionaria. Conflicto estructural de abandono y separación. 

Sentido biológico: Existen varios sentidos biológicos: En general en la biología, ser grande es una solución exitosa para la supervivencia. Otro sentido es el de acumular reservas energéticas para posibles carencias que vengan. Hincharse para atemorizar al enemigo (solución de luchar y no de huir). También puede derivar de otras enfermedades como un hipertiroidismo, diabetes o alguna glándula. Por factores metabólicos o incluso para suplir alguna ausencia interior con un programa de pérdida importante, como recuperar al hijo que se va de casa aumentando de peso como si volviese a estar embarazada… 

Conflicto: Conflicto estructural de abandono y separación (si me abandonan o me separo estoy en peligro), pero puede tener connotaciones de peligro, ya sea de ataque, de no tener acceso a alimento… La función de coger peso siempre debe ser entendida como una prevención, por lo tanto, debemos buscar el conflicto en el futuro. Así como el sentido de la zona donde se da. Es muy estructural, así que nos es muy difícil encontrar un conflicto concreto que desate la obesidad o el sobrepeso. Suele tratarse de algo que se va repitiendo en el tiempo, a veces de forma insospechada pero que nos lleva a una sensación de peligro continuada. 

Algunas especies abandonan a sus crías cuando se hacen mayores para que afronten la vida. La primera solución es crear grandes reservas de alimento para prevenir peligros. Es una respuesta en masculino: Engordar para hacerse grande (como el gorila dominante), retener agua (referentes, nociones de existir) o grasa (acumular energía para poder usar en batalla)… La respuesta en femenino sería la de adelgazar para huir más rápido o desaparecer. Las dos opciones están relacionadas con la tiroides. 

Conflicto de silueta: Conflicto de desvalorización estética por verse demasiado gorda3. Si nos sentimos desvalorizados por un conflicto de silueta, para el inconsciente será la señal de que necesitamos hacernos más grandes para impresionar más. 

Conflicto bloqueante de la Silueta: Conflicto del glucagón (hormona que inhibe la entrada de azúcar en la célula). Relación con la hipoglucemia. El conflicto de silueta protege la zona donde se reciben ataques. Si nos sentimos atacadas por estar gordas, la propia solución lleva a no bajar de peso1. Siempre debemos descodificar primero el conflicto de silueta bloqueante. 

Conflicto en constelación de páncreas (repugnancia) y de vesícula biliar (rencor). 

Conflicto de identidad (en relación con el recto): Niños que engordan para llamar la atención de una madre que no les atiende desde el nacimiento. 

Según la localización: 

En el vientre: Protección de un hijo (en femenino) o “Siento que mi vida la controla mi mujer (en masculino). Las barrigas que caen tapando el sexo tienen un conflicto de: “Protejo mi sexo para que ahí no pase nada”. Buscar abortos o muertes de niños. 

Cartucheras: Protección de tipo sexual. (Buscar abortos). 

En los hombros y parte alta de la espalda: Conflicto de “debo ser más fuerte para llevar estas cargas”. Abandono por parte del padre: 

Edemas: “¿Sigo siendo válida?” en el sentido de la parte afectada. 

Grasa: “Solo puedo estar conmigo misma” (ver GRASA). Conflicto emocional y de protección (para el inconsciente, el alimento físico es lo mismo que el alimento emocional). 

Conflicto del globo: Temas repetitivos relacionados con la espiritualidad. Mi yo interior y superior. 

Engordar sin comer: Conflicto de referentes (líquidos). Ver conflictos de RIÑÓN.  

Sobre los riñones: También un conflicto de líquidos. El agua nos hace flotar: Miedo a hundirse. 

Bajo el brazo: Me siento indigno, repelente con esta obesidad. 

En caso de pérdidas: La cantidad de kilos de sobrepeso pueden indicarnos la edad o la relación del bloqueo. Por ejemplo, en un aborto o una muerte, incrementamos la cantidad de kilos para seguir sintiendo el embarazo dentro de nosotras. 

LOUISE HAY  

Representa una necesidad de protección. Tratamos de protegernos de heridas, agravios, críticas, abusos e insultos, de la sexualidad y de las insinuaciones sexuales de un miedo general a la vida, y también de miedos específicos. 

Yo tengo tendencia a ser gorda, y, sin embargo, con los años me he dado cuenta de que cuando me siento insegura e incómoda suelo aumentar uno o dos kilos. Cuando la amenaza desaparece, el exceso de peso se va también, sin que yo haya hecho nada por eliminarlo. Luchar contra la obesidad es perder tiempo y energía. Las dietas no funcionan, porque tan pronto como se las interrumpe, el peso vuelve a aumentar. Amarse y aprobarse, confiar en el proceso de la vida y depositar su segundad interna en el conocimiento del poder de su propia mente son los elementos básicos de la mejor dieta que conozco. Póngase a dieta de pensamientos negativos, y el problema del peso se resolverá solo. 

Demasiados padres y madres piensan que cualquier problema que tengan sus hijos se soluciona atiborrándolos de comida. Estos niños, cuando crecen, cada vez que tienen un problema se quedan hipnotizados ante el frigorífico abierto, diciéndose: «No sé bien qué es lo que quiero».  

LOUISE HAY

(Significado) – Vacío interior por falta de amor. (Se recurre a la comida para compensarlo). Temor a exponernos ante los demás.
Ser vulnerable y susceptible de sufrir daño.
Inhibición a expresar con libertad.  

Aparece después de tener un shock emocional o perdida de un ser querido,
Sensación de estar vacío de propósito. Aferramiento a actitudes mentales fijas. En los niños: dificultad de reconocer o expresar sus sentimientos de aceptación y seguridad, Amor no correspondido.  

SOLUCIÓN POSIBLE: 

  • Dar amor para recibirlo. 
  • Tener autoestima. 
  • Tener discernimiento. 
  • Expresar las emociones. 
  • Cambiar nuestra forma de pensar, esperar lo mejor de la vida, confiar en ella, entregarse y conocerse.  

LISE BOURBEAU 

BLOQUEO FÍSICO: La obesidad es causada por una excesiva acumulación de tejido adiposo en el organismo. Se le considera un problema cuando la salud de la persona esta en peligro a causa de este exceso de peso.  

BLOQUEO EMOCIONAL: La obesidad puede tener varias causas, pero en todos los casos la persona afectada se sintió humillada en la infancia y todavía tiene miedo de sentir vergüenza, de que alguien se avergüence de ella o de que alguien la avergüence. El exceso de peso es una protección contra aquellos que le piden demasiado, porque esta persona sabe que le resulta difícil negarse y tiene tendencia a llevar todo a sus espaldas. También es posible que la persona se sienta prisionera desde hace mucho tiempo. Se siente como el relleno de un sándwich, y debe partirse en cuatro para tener contenta a la gente que la rodea. Cuanto más quiere hacer felices a los demás, y que la consideren buena persona, más trabajo le cuesta reconocer sus verdaderas necesidades. 

También suele suceder que una persona acumula demasiada grasa para no ser deseada por el otro sexo, ya sea por temor a ser engañada o a no ser capaz de decir que “no”. La persona obesa también quiere ocupar su lugar en la vida, pero se siente mal por hacerlo. No se da cuenta de que, a pesar de todo, ya ocupa bastante… y no solamente en lo físico.  

BLOQUEO MENTAL: A una persona obesa le resulta muy difícil observarse realmente debido a su enorme sensibilidad. ¿Puedes observar bien cada una de las partes de tu cuerpo en un espejo? La capacidad de observar tu cuerpo físico tiene que ver con tu capacidad para observar más allá de lo físico, es decir, para observar dentro de ti a fin de descubrir la causa oculta de tu exceso de peso. Esta es la razón por la que quizás te resistas a lo que lees en esta descripción. Quizás debas leerla varias veces y hacerlo a tu propio ritmo. El haberte sentido humillado en tu infancia te llevó a querer protegerte y a decidir que no te volvería a ocurrir. Por esta decisión quieres ser a toda costa “una buena persona”, y para ello te echas demasiado a tus espaldas. Ha llegado el momento de que aceptes recibir sin creer que “tomas” algo que no es tuyo y que deberás devolverlo después.  

Te sugiero que al final de cada día hagas un análisis retrospectivo y observes cada incidente que pueda tener relación con la vergüenza y la humillación. Después, pregúntate si es realmente cierto que eso sea vergonzoso. Del mismo modo, adquiere el hábito de preguntarte: “¿Qué es lo que quiero realmente?”, antes de decir “sí” a todas las peticiones y antes de ofrecer tus servicios. El amor y la estima que te tienen los demás no disminuirán. Por el contrario, apreciarán que te respetes y ocupes tu lugar. Es cierto que serás siempre una persona servicial, pero se trata de que aprendas a hacerlo escuchando tus necesidades. Además, date el derecho de ser una persona importante y de ocupar un lugar (no sólo físico) en la vida de quienes amas. Cree en tu importancia.  

BLOQUEO ESPIRITUAL: Para conocer el bloqueo espiritual que te impide responder a una necesidad importante de tu SER, utiliza las preguntas sugeridas  

INTERNET 

3a Etapa (Movimiento, valoración)  

Conflicto:  

Cartucheras: Protección sexual. (mirar abortos)
Edemas: “¿Sigo siendo válida?”
Grasa: “Solo puedo estar conmigo mismo” (ver grasa)
Conflicto del globo: Temas relacionados con la espiritualidad + que se repitan.  

Es muy estructural, es muy difícil encontrar los conflictos que lo desata y suele ser algo muy repetido en el tiempo, una sensación de peligro continuada.
Básicamente – Conflicto de abandono y separación. De forma brusca. Cuando estoy abandonado estoy solo y en peligro.  

Respuesta femenina: Adelgazar para poder huir.
Respuesta masculina: Engordar para hacerse grande. (Gorila dominante) También si me abandonan, me desvalorizo.  

Un sobrepeso puede ser por líquidos o por grasa, y lo veremos por la velocidad.
Si engordo rápido son líquidos. Si me siento solo, pretenderé no perder los referentes.
Si es progresivo es grasa. Alimento = Afecto. Cuando un niño mama se alimenta a la vez de afecto (por eso la bulimia está ligada a la carencia afectiva).  

La tiroides controla el metabolismo (4a etapa) Y prepara para enfrentarse a algo (se hace grande, masculino) o para huir (adelgaza, femenino)  

En el sobrepeso suele haber:  

  1. un desencadenante.  
  1. Algo que lo mantiene.  

Dependiendo del lugar donde se acumula la grasa tendrá otro sentido (siempre sobre la protección):
Grasa en la barriga (panxabirra): “Siento que mi vida la controla mi pareja”.
Hombros: “Debo ser fuerte.”  

Barriga en la mujer: “Protección de los hijos”
Barrigas que caen (i tapan el sexo): “Protejo mi sexo para que ahí no pase nada”  

SÍNDROME DEL ABANDONO  

o Real o simbólicamente, sensación de soledad, peligro permanente Pueden encontrarse dos actitudes:  

  • Actitud femenina: huir, pasar desapercibida à adelgazamiento. Anorexia: “mama tóxica”  
  • Actitud masculina: pone en marcha varios mecanismos de protección à sobrepeso:  
  • Retención de agua  
  • Acumulación de grasa  

Existencia profunda: retención de agua
Falta de “alimento”: carencia afectiva (bulimia)  

Estar perdido: cortisol y suprarrenales, miedo a equivocarse de dirección Desvalorización e impotencia:  

No tener ningún valor, no ser amada de verdad
Camuflaje: cambio de imagen corporal, tomar espacio para existir, escudo protector Miedo frontal: sentimiento de temor por estar en peligro permanente
Tiroides: “tener suficiente tiempo para huir”
Conflictos bloqueantes  

  • Personales:
    o Conflicto de Silueta à conflicto del glucagón (hormona que inhibe la  

entrada de azúcar en la célula) “hipoglucemia”o No de kg de sobrepeso: pueden indicarnos la edad o la relación del bloqueo  

  • Proyecto/sentido  
  • Transgeneracional  
  • OBESIDADES ALTAS: desarreglo del cortisol, sobrealimentació 
  • OBESIDADES ABDOMINALES: desarreglo de la Insulina  
  • OBESIADES BAJAS: influencia de las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona)  

OBESIDADES ABDOMINALES: desarreglo de la secreción de Insulina, transformación excesiva de glúcidos en triglicéridos de depósito. Causas alimentarias, metabólicas (genéticas), depresivas, falta de ejercicio…  

  • Protección a un hijo, escudo antidepresivo, protección del pubis (violación, incesto…)  

OBESIADES BAJAS: accióhipo-lipolítica (mala combustión de la grasa) de las hormonas femeninas. Aspecto de celulitis (piel de naranja)  

  • Protección de la feminidad 
  • Rencor, injusticia y cólera interiorizada ((meridiano vesícula biliar)  

OBESIDADES MIXTAS: interviene un factor hipolipolítico (mala combustión de grasa) y un factor hiperlipogenético (exceso de fabricación de grasa)  

OBESIDAD CONSTITUCIONAL FAMILIAR: aparecen y evolucionan en brotes, en momentos precisos de la vida  

OBESIDADES HIPOTALAMICAS: gran obesidad, coincide con choque afectivo, ritmos depresivos. Bulimia verdadera.  

Las personas con sobrepeso suelen tener sentimientos de miedo y se suelen sentir desprotegidas, en muchos casos suelen ser personas con carencias afectivas e insatisfacción sexual. La comida se convierte en un paliativo de su insatisfacción, del tipo que sea. El sobrepeso también lo favorece la soledad, el aburrimiento, la tristeza, el rechazo, un sentimiento de fracaso, la sensación de impotencia, y las ideas negativas. La única dieta efectiva, es la abstención de pensamientos negativos. Muchas veces engordan más los remordimientos por el alimento que te estás comiendo, que el alimento en sí. Porque si tu crees que te engorda, ten seguro que lo hará. Creer es crear. 

Sobrepeso Frecuentemente relacionado con el hecho de acumular cosas, ideas, emociones, querer protegerse, sentirse limitado, vivir una vida interior.  

Pin It on Pinterest