fbpx

Gota

You are here:
< All Topics

La gota o enfermedad gotosa es una enfermedad metabólica producida por una acumulación de sales de urato (ácido úrico) en el cuerpo, sobre todo en las articulaciones, en los riñones y tejidos blandos, por lo que se considera tradicionalmente una enfermedad reumática. Originada por alteraciones metabólicas complejas, sólo en el 15 por ciento de los casos la gota es una manifestación del organismo debido a los estilos de vida poco saludables de la población, de manera que incluso se presenta en deportistas con alto rendimiento y que con frecuencia tienen problemas de tipo muscular como fatiga frente al exceso de ejercicio.  

Generalmente se encuentra en hombres o mujeres muy masculinizadas.  

Conflicto: Revalorización ósea + fase de estrés de los colectores.
Resentir: “No quiero perder ni una gota, guardo hasta los desechos de la relación vital”. “Quiero irme, y mi madre me obliga a quedarme junto a ella”.  

Problemas en las articulaciones, representan cambios en la orientación de la vida, y la dificultad con que se llevan a cabo. Resistencia al cambio. Los cambios producen miedo.  

JACQUES MARTEL

La gota es una enfermedad metabólica caracterizada por la acumulación de ácido úrico en el organismo y que se traduce por afecciones articulares particularmente en el dedo gordo del pie y a veces por una litiasis renal (cálculos renales). Afecta también frecuentemente las manos, muñecas, dedos, rodillas, tobillos y a veces, los codos. La acumulación de ácido úrico significa que retengo emociones negativas que deberían normalmente estar soltadas en la orina. Así, me fijo en actitudes y patrones mentales que hacen que mi facultad de movimiento se vuelva un acto doloroso y torpe. Mi cuerpo se vuelve rígido como mis pensamientos y mi actitud frente a mí – mismo y los demás. Puedo manifestar mucha impaciencia cuando las cosas no suceden como quiero. Necesito dominar, controlar totalmente mi vida, lo cual a veces puede resultar difícil. Por lo tanto, la gota se presenta en alguien muy ambicioso y rígido o, al contrario, en una persona que no tiene objetivo, ningún entusiasmo para el futuro. Tengo ambiciones muy limitadas y no se me tiene que pedir demasiado. ¡Si no, “es la gota que hace que el vaso se derrama”!  

Entonces, se apodera de mí la desesperación. La gota se presenta frecuentemente en hombres de edad madura y por lo tanto quizás deba aprender a dejar que los demás sean como son, en vez de dominar; hacer confianza a la vida en vez de controlar; ser más flexible hacía mí – mismo o los demás en lugar de ser rígido. Ya no tengo que vivir ningún conflicto interior entre los placeres de la vida y los deberes: ¡me veo “obligado” a estar inactivo y a apreciar un “descanso bien merecido”! Necesito dejar entrar más amor dentro de mí para equilibrar y liberar las emociones negativas, dolorosas, hirientes y de ira, para recuperar movimiento, libertad, bienestar. 

LOUISE HAY  

Causa probable: Necesidad de dominar. Impaciencia, ira.
Nuevo modelo mental: Estoy a salvo y seguro. Me siento en paz conmigo y con los demás.  

Previous Glaucoma
Next Granos

Pin It on Pinterest