fbpx

Autosabotaje: Por qué lo hacemos y qué podemos hacer para sanarlo

por Desarrollo personal

Inicio » Blog » Autosabotaje: Por qué lo hacemos y qué podemos hacer para sanarlo

¿Te has preguntado…

“¿Por qué sigo haciendo esto?”

“¿Por qué a pesar que sé lo que es mejor para mí no puedo hacer cosas para que suceda?”

Si es así, muchos de nosotros lo hemos hecho y esto sucede porque inconscientemente hay algo que nos impide hacer el cambio o lograr lo que deseamos.

He escuchado mucho cómo a las personas que desean hacer un cambio en sus vidas se les dice repetidamente que solo lo van a lograr cuando realmente estén convencidas de hacerlo o que no lo puedes lograr porque falta fuerza de voluntad.

Hay razones más profundas para explicar la causa y vamos a profundizar más acerca de esto y clarificar estas ideas que en realidad crean culpa en nosotros mismos y nos alejan más de aquello que realmente deseamos. 

Qué es el autosabotaje

El autosabotaje se refiere a los comportamientos o patrones de pensamiento que te frenan y te impiden hacer lo que realmente deseas hacer o lograr.

El autosabotaje ocurre cuando las personas obstaculizan su propio éxito.

Cuando las personas dan estos pasos destructivos, su comportamiento dañino puede tener un impacto negativo en casi todos los aspectos de sus vidas, incluidas sus relaciones y carreras, obvio todo esto sucede sin que realmente seamos conscientes de lo que está sucediendo adentro de nosotros mismos.

¿Por qué nos autosaboteamos?

Es posible que nos comencemos a dar cuenta que hay algo que está sucediendo con nosotros por que no podemos lograr lo que deseamos, o cuando queremos adoptar nuevos hábitos la tarea parece casi imposible.

Y cuando hacemos esto es importante comprender que la razón de estos comportamientos de auto-sabotaje es que la mayoría de las veces esto sucede de manera inconsciente, es decir no estamos tomando una decisión clara (cognitiva) de esto.

Por ejemplo, cuando quieres bajar de peso y te pones a dieta, pero inconscientemente este sobrepeso tiene que ver con el no sentirte seguro (sentirse a salvo) por lo que es probable que no mantengas esa dieta por largo tiempo,

O puede ser que se te olvide una fecha límite para entregar un trabajo. En la superficie, parece que no hiciste la entrega deliberadamente, pero la verdad es que en el interior hay un intenso miedo al fracaso. Y es así como te saboteas al perder la fecha de entrega, por lo que esto evita que puedas lograr tener un aumento de sueldo o acceder a otro puesto mas alto.

Las causas del autosabotaje van desde problemas de la infancia hasta el impacto que se ha tenido de relaciones anteriores. Otras razones para este tipo de comportamiento destructivo varían desde baja autoestima y problemas de afrontamiento hasta problemas de disonancia cognitiva, los cuales vamos a explicar a continuación.

Crecer en ambientes tóxicos

Cuando crecemos en una familia disfuncional, en un ambiente tóxico, esto nos crea comportamientos de afrontamiento que en nuestra vida adulta se ven como autosabotaje.

Sin un estilo de apego seguro, es posible que tengas un estilo de apego ambivalente o evitativo. El modelo de conexión que desarrollamos tempranamente con nuestros cuidadores afecta la forma en que nos conectamos con los demás.

Si tus padres te dijeron cuando eras pequeño que nunca llegarás a mucho, o si de alguna forma tú creciste con la creencia de que no eras suficiente, o no merecías o había algo malo contigo, entonces el día de hoy internamente realizas cosas que impiden tu propio desarrollo.

Baja autoestima

El ser rechazado o descuidado por uno de los padres cuando crecemos puede causar baja autoestima y otros problemas negativos de autoimagen.

Las personas con una autoimagen negativa y baja autoestima son especialmente vulnerables al autosabotaje. Se comportan de maneras que confirman las creencias negativas sobre sí mismos. Entonces, si están cerca de tener éxito, se sienten incómodos e inconscientemente hacen algo para evitar lograrlo.

Las relaciones amorosas no se sienten bien pues las puede hacer sentir vulnerables y con el miedo a ser rechazados, lo cual te puede llevar a hacer algo que te haga boicotear las relaciones.

Modelos con los que crecimos

Los comportamientos de autosabotaje también pueden ser debido a ciertos modelos y patrones con los cuales crecimos, por ejemplo cosas que hacían nuestros padres o la forma en la que nos trataron.

Algunos ejemplo de esto es cuando los padres son sobreprotectores y le impiden al niño explorar, o ensuciarse, lo que crea una imagen de que el mundo es un lugar no seguro para el niño y la exploración y la exposición al mundo exterior debe ser evitada.

Trauma emocional

El haber sufrido trauma emocional mientras crecíamos puede tener un impacto profundo en la forma en la que vemos al mundo y nos vemos a nosotros mismos.

Como lo vimos, esto está vinculado con nuestra autoestima y la imagen propia, con las creencias que tenemos de nosotros y de cómo vemos al mundo.

Pero sobretodo, el trauma emocional nos hace pensar que no merecemos, que hay algo malo con nosotros lo que nos lleva a evitar y realizar cosas que nos impiden lograr lo que deseamos.

Disonancia cognitiva

Es posible también, que las personas con comportamientos de autosabotaje tengan una disonancia cognitiva, o la incomodidad mental que se puede tener al tener dos ideas en conflicto al mismo tiempo. Al ser humano le gusta tener coherencia entre sus creencias y acciones.

Por ejemplo, te vas a casar con alguien genial, pero vienes de una familia disfuncional. Tu padre se fue y tu madre pasó de una relación abusiva a otra. Tú, por lo tanto, no crees en un matrimonio estable y amoroso. Por un lado deseas esa relación, por otro tienes miedo a que fracase.

El autosabotaje puede conducir a luchas crónicas con la comida, el alcohol, las drogas, los juegos de azar y el lastimarse a uno mismo. Este comportamiento destructivo también puede desmotivar a las personas y ponerlas ansiosas.

Autosabotaje - Angie ramos - hipnosista - 3

El autosabotaje está vinculado profundamente con el miedo al fracaso y al éxito

Es súper común que surjan inseguridades y creencias autolimitantes cuando nos acercamos a algo que realmente deseamos.

La inseguridad está sumamente vinculada a nuestro crítico interior que nos dice que no podemos realizar una determinada tarea o que no somos lo suficientemente buenos.

Estos restos del pasado agotan nuestra confianza en nosotros mismos y nos obligan a crear hábitos disfuncionales que sirven para protegernos del dolor del fracaso. El sabotaje también protege a nuestro yo interior que secretamente teme volverse poderoso; el poder cambiará el mundo tal y como lo conocemos y, por tanto, representa una amenaza.

Si el autosabotaje es perjudicial, ¿por qué repetirlo? En pocas palabras, lo que se recompensa se repite. El sabotaje llena una necesidad o un vacío de algún tipo. Para detener el ciclo de comportamiento destructivo, necesitamos descubrir el vacío, sanar y aprender nuevos comportamientos.

Autosabotaje - Angie ramos - hipnosista - 2

Cómo se ve el autosabotaje

Las personas pueden hacer cosas que hacen más duro su camino o que les impiden lograr lo que desean por innumerables razones diferentes.

Puedes sabotearte a ti mismo de varias maneras. Algunas son más obvias, pero otras son un poco más difícil de reconocer.

Culpar a otros cuando las cosas van mal

A veces, las cosas malas simplemente suceden sin que nadie tenga la culpa. Claro, algunas desgracias pueden ser culpa exclusiva de otra persona, pero no siempre es así.

Si tiendes a buscar fallas en otros lugares cada vez que enfrentas dificultades, puede valer la pena que eches un vistazo más de cerca a tu rol y la forma que tú actúas.

Esto lo podemos ver en nuestro trabajo o relaciones amorosas, por ejemplo con tu pareja, cuando rompes una relación porque la persona no cambia. Pero tal vez te encuentres en el mismo tipo de relaciones, esto indica que es necesario hacer un trabajo interior para descubrir porque te encuentras en estas relaciones y que puedes hacer tú para evitar caer en relaciones que siguen un mismo patrón.

Elegir alejarse cuando las cosas no salen bien

No hay nada de malo en moverte de situaciones que no satisfacen tus necesidades. Esta podría ser la mejor opción a veces. Pero por lo general es aconsejable dar un paso atrás y preguntarse primero si realmente tú hiciste un esfuerzo.

Tal vez parezca que no puedes quedarte en ningún trabajo por mucho tiempo. Dejaste el trabajo porque tu jefe te trataba mal o no te gustaba el ambiente, pero después te das cuenta que este mismo patrón ha sucedido varias veces.

Es importante aclarar que tus razones son válidas, pero si encuentras que hay un patrón o que definitivamente no puedes lograr una estabilidad entonces es posible que dudes de tu capacidad o tengas poca confianza en ti mismo, o tal vez tengas un miedo al éxito que te está limitando inconscientemente.

Procastinación

¿Alguna vez te has encontrado estancado o no puedes terminar las tareas importantes? No te preocupes, esto es algo super común.

Muchas veces hacemos todo con tal de lograr una meta, estudiamos, analizamos, nos preparamos, y al final algo sucede que nunca lo logramos, o tal vez ni podamos comenzar a ejecutar la tarea más importante.

Es como si la motivación desapareciera de repente. Así que nos encontramos evitando la tarea, encontrando cosas “más importantes” que hacer en su lugar o simplemente sin las ganas de hacerlo.

La procrastinación puede ocurrir sin razón aparente, pero generalmente tiene una causa subyacente, como:

  • sentirse abrumado por lo que necesitas hacer
  • problemas para administrar el tiempo
  • dudar de tu capacidad o habilidades
  • buscar peleas con amigos o socios

Puedes hacer algo para sabotearte sutilmente (y dañar tus relaciones) de varias maneras.

Tal vez estás siempre a la defensiva, o te ofendas fácilmente o te tomes las cosas como algo personal, ya sea que estén dirigidas a ti o no.

O tal vez te cuesta hablar de sus sentimientos, especialmente cuando estás molesto. Así que recurres al sarcasmo y la agresión pasiva en lugar de métodos de comunicación más efectivos.

Salir con personas que no son adecuadas para ti.

Los comportamientos de autosabotaje a menudo aparecen en las relaciones. Estar con personas que no te hacen bien o que no te respetan.

Es posible que:

  • continues saliendo con un tipo de persona similar aunque tus relaciones sigan terminando mal
  • intentes hacer que las cosas funcionen con una persona que tiene objetivos muy diferentes para el futuro o que no está disponible emocionalmente
  • permanecer en una relación que no va a ninguna parte o en una relación tóxica
  • estar atraído por personas que no están disponibles, que están comprometidas con otra persona
  • o quieres tener hijos pero tu pareja no. Todo lo demás está funcionando, por lo que permaneces en la relación, con la secreta esperanza de que cambie de opinión.

Al caer en estos patrones, te impides encontrar a alguien que sea una mejor pareja a largo plazo.

Problemas para expresar tus necesidades

Si tiene dificultades para hablar por ti mismo, es posible que tengas dificultades para satisfacer todas tus necesidades o te cueste trabajo establecer límites.

Maltratándote y castigándote

Las personas a menudo establecen estándares mucho más altos para sí mismos que para los demás. Pero cuando tenemos un crítico interior muy duro, cuando no cumples con esos estándares o con tu objetivo te autocastigas y te dices cosas realmente feas.

  • “No puedo hacer nada bien”.
  • “No lo lograré, así que ¿por qué debería molestarme?”
  • “Vaya, realmente lo arruiné. Soy terrible en esto.

Todo lo que te dices a ti mismo tiene un impacto, aun cuando pienses que no es así, o que solo estás bromeando. En realidad, toda esta forma de hablarte tiene un gran impacto interior en ti.

Autosabotaje - Angie ramos - hipnosista - 1

Qué puedes hacer para dejar de auto-sabotearte

Una de las mejores formas para dejar el autosabotaje es el de trabajar con un terapeuta o un hipnoterapeuta que te pueda ayudar a lograrlo. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer por ti mismo y ayudarte a reducir los comportamientos que te impiden lograr más.

1. Entender tus comportamientos y explorar las causas

Explora e identifica patrones en tu vida. ¿Te cuesta trabajo lograr ciertos objetivos? ¿Has identificado ciertas cosas que tus parejas románticas tienen en común y que no ayudan en tus relaciones? En el área laboral te encuentras en las mismas situaciones o tal vez encuentras que has cambiado de trabajo después de estar ahí por un año.

2. Qué provoca que hagas determinadas acciones o ciertos comportamientos

Una vez que descubras cómo te saboteas a ti mismo, toma nota de cuándo haces estas cosas. ¿Qué te hace sentir que tienes que actuar? ¿Qué emociones sientes que te llevan a hacerlo?

Cuando existen discusiones tiendes a cerrarte y no poder hablar, te cuesta trabajo expresar tus necesidades, te pones muy nervioso cuando tienes que hacer una presentación, etc.

Otros desencadenantes que a menudo ponen en marcha comportamientos de autosabotaje incluyen:

  • aburrimiento
  • miedo
  • cuando las cosas van bien
  • duda en ti mismo
  • falta de confianza
  • ansiedad

Realiza un seguimiento de tus factores desencadenantes en un diario. Practica la atención plena, o la conciencia sin prejuicios o juzgando tus pensamientos y comportamientos en el momento presente, también puede ayudar.

3. Practica sentirte cómodo con el fracaso

Es normal sentir miedo al rechazo, al fracaso y a otros dolores emocionales. Por lo general, no es divertido lidiar con estas cosas, pero si es un miedo constante es importante que prestes atención a esto para que puedas sanar emocionalmente.

Si continúas sin sanar la herida profunda, entonces será más difícil el dejar de autosabotearte, pues seguirás tratando de evitar el dolor que ciertas experiencias pueden traer. Es posible que evites experiencias solo por el miedo a ser rechazado, lo que te lleva a perder las cosas que sí deseas, como relaciones sólidas, amigos cercanos u oportunidades profesionales.

Para manejar este miedo, esfuérzate por aceptar las realidades del fracaso y el dolor. Esta es una tarea difícil, y no sucederá de la noche a la mañana, pero seguro te ayudará a no despertar la ansiedad cuando te encuentras en una situación fuera de tu área de confort.

4. Habla al respecto

Si notas que ciertos patrones siguen apareciendo en tus relaciones, intenta hablar con las personas más cercanas acerca de ellos o de cómo te sientes.

Podrías intentar decirle esto a su pareja: “Quiero que nuestra relación funcione, pero tengo miedo de que fracase. Si parezco cerrarme o alejarme, es porque tengo miedo de perderte o de ser abandonado. Estoy tratando de resolverlo, pero no quiero que pienses que no me importas mientras tanto”.

El simple hecho de hablar en voz alta sobre un patrón de autosabotaje puede evitar que lo lleves a cabo, es decir lo traes a tu consciente en donde puedes hacer algo para resolverlo. Además, puede ser una poderosa experiencia de aprendizaje cuando la situación se desarrolla por un camino diferente, no por el camino del autosabotaje.

5. Identifica lo que realmente deseas

El autosabotaje puede ocurrir cuando estás buscando una salida de una situación en la que no deseas estar.

Por ejemplo, si te sientes insatisfecho en el trabajo porque tus tareas diarias no utilizan ninguna de tus habilidades especializadas, puedes comenzar a hacer otras cosas para distraerte de esa sensación para manejar ese aburrimiento o esa falta de satisfacción con tu vida.

O podrías decirte a ti mismo que quieres una relación a pesar de que eres más feliz cuando estás soltero. En respuesta, cada vez que pasas de la etapa de las citas casuales, empiezas a crear un conflicto.

En definitiva el conocerte a ti mismo y desarrollar una actitud auto-compasiva te ayudará a identificar estos comportamientos y comenzar a manejarlos para evitar el auto-sabotaje.

¿Quieres ayuda? 

Contáctame, podemos tratar las causas que te llevan a autosabotearte. 

Bibliografía

What Is Self-Sabotage? How to Help Stop the Vicious Cycle

0 Comments

0 comentarios

Déjame tu comentario

Pin It on Pinterest

Share This